Esta mujer no es la más bella del mundo, pero es genial ver su tímida mirada cuando muestra sus enormes tetas en la calle probablemente por primera vez en su vida.