Si hay una dama del erotismo y el porno, ella es Elaine Everett. Su carrera ha sido muy longeva ya que debutó en la década de los 60 y se prolongó hasta el inicio de los 2000.

Señora dotada de dos maravillosas y grandes tetas, perfectas para comérselas durante horas. Elaine, en su juventud, fue una muchacha muy guapa ya equipada con sus famosas y grandes aldabas, evidentemente no tan amplias como cuando fue mayor.

tetonas vintage y clásicas tetas grandes mujeres